jueves, 8 de febrero de 2007

Malafuente y malapata

Andreu Buenafuente dirige y protagoniza su propio programa en Antena 3.Leo en la edición digital de 20minutos la noticia de que el polifacético comediante, él dice ser también periodista, Andreu Buenafuente no acudirá a recoger el 'Micrófono de Oro' porque éste también le será otorgado al periodista Federico Jiménez Losantos y, según este showman de monólogos reticentes y absurdos, está "pudriendo el periodismo".

La verdad que lo que más hace daño al mundo periodístico es la basura televisiva que este señor Buenafuente introduce en el medio, suponemos que es porque no sabe hacer otra cosa. Confundir y frivolizar con temas absurdos, chistes achacosos y deficientes y llamarlo buen periodismo es execrable ciento por ciento.

Para más "inri" el anfitrión de la fiesta, donde el próximo 21 de abril se entregarán los premios a los premiados, es el maleducado y arrogante Luis del Olmo, señor caído en desgracia desde que decidió vender su alma a PRISA. Del Olmo fue el mismo que dijo que "subiría a los altares a Losantos para acto seguido ponerle una bomba". Recordemos que el señor Jiménez Losantos ya fue en el pasado víctima del grupo terrorista Terra Lliure. Y para más regocijo de la inestimable mala prensa decidió salir a la palestra, y adquirir la susodicha notoriedad, el ilustre magistrado Carlos Fanlo quién aseguró en una entrevista en noviembre de 2005 en 20minutos que “los de Terra Lliure le tirotearon. Fueron crueles al herirle en la pierna. De haber apuntado al corazón, nada le hubiesen lesionado porque carece de él”.

El señor Andreu Buenafuente no ha querido otra cosa, con este acto y posterior declaración, que hacer méritos propios a lo que es más fácil; unirse al Imperio del Monopolio que tantos disgustos le trajo a José María García en el pasado.

El único pero que se le puede poner al director de La mañana de la Cope es la falta de pluralidad en su programa. Es decir, sería necesario que gente con posturas diferentes sin pertenecer a la misma línea de partido estuviera como contertulio debatiendo los temas tratados. Pero todo ello no quita que mucho de lo que diga Jiménez Losantos sea verdad. Lo que cuesta digerir es la rapidez y contundencia con la que suelta las evidencias. Pero ese es un ejemplo que los llamados por sí mismos periodistas, como Andreu Buenafuente, pudieran tomar para dar informaciones veraces y no late nights que no aportan nada al quehacer del buen comunicador. Pese a quien le pese.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu seras un poco fachilla ¿no?

Porque a este tio no le quiere ni su madre.

Angelus dijo...

y tu anonimo ¿ eres un poquito gilipollas ?

Lee bien antes de poner semejante gilipollez

Anónimo dijo...

Buenafuente ha dicho varias veces que no es periodista. El artículo empieza diciendo lo contrario. No he querido continuar leyendo porque la manipulación invade estos medios.